2 de abril de 2016

Cómo hacer tu propia agua de azahar

El agua de azahar es un ingrediente para muchos platos mediterráneos, que también se usa por los reposteros de pasteles y bollos. Si bien la mayoría de las recetas no requieren más de una cucharada de agua de azahar para dar sabor, su sabor cítrico y floral fuerte puede darle vida a los alimentos.

Instrucciones

1.- Primero debes juntar las flores. El agua de la flor de azahar se extrae del aceite esencial que se encuentra en las flores del naranjo .

2.-Enjuaga las flores de naranjo en agua fría para quitar los restos de suciedad.. Déjalos al sol o en una toalla de papel para que se sequen, durante una hora o más.

3.-Recoge los pétalos de la flor y machácalos usando un mortero. El punto es machacar los pétalos hasta formar una pasta. Esto permitirá liberar los aceites esenciales en el agua.

4.-Llena un frasco con agua destilada y agrega los pétalos. La cantidad de agua que usarás dependerá de la cantidad de flores que tienes. Una regla de oro es usar 1/2 taza de agua por cada docena de flores. Cuando tengas dudas, usa menos agua. Si el agua de flores de azahar queda demasiado fuerte, siempre puedes agregar más agua destilada en otro momento. Deja el frasco al sol durante un mes.


5.-Cuela el agua de flores en un tazón. Luego puedes transferir el líquido a un recipiente más pequeño esterilizado, usando un embudo. Los frascos trasparentes funcionan bien. Si almacenas el agua de flores en un armario, debería durar al menos un año. Cuando la guardas en el refrigerador, el aceite se podrá usar hasta por tres años.






No hay comentarios:

Publicar un comentario