29 de abril de 2014

Antiguas medicinas con Naranjas

En referencia a la relación entre las naranjas y la medicina, antiguos libros revelan insospechados usos de la naranja. Son recetas sencillas y fáciles de preparar , aunque, como siempre, ante cualquier problema de salud recomendamos visitar a tu médico.

Jarabes de cortezas de naranja

Se puede preparar un antiespasmódico, es decir, un medicamento que sirve para relajar los músculos y reducir algunos dolores de tipo muscular. Para preparar este jarabe necesitas 85 gramos de cortezas de naranja frescas, aproximadamente medio litro de agua y cantidad necesaria de azúcar. Para prepararlo debes verter el agua hirviendo sobre las cortezas de naranja y dejar reposar 24 hs. Después debes colar la preparación y disolver en éste el doble de su peso en azúcar a calor lento, preferentemente baño María. Se puede tomar de una a tres cucharadas de té por día. También con cáscaras de naranja, pero esta vez secas y de naranjas amargas, puedes elaborar un jarabe de poder tonificante. Necesitas 85 gr. de cáscaras de naranja amarga secas, 650 cm3 de agua, y aproximadamente 1 Kg. De azúcar. El método de preparación es casi el mismo: verter el agua hirviendo sobre las cáscaras, dejar reposar 24 hs., filtrar, añadir el doble de su peso en azúcar y dejar disolver a fuego lento o mejor baño María hasta que tome consistencia de jarabe. Se puede tomar de 1 a 2 cucharaditas de té por día.

Descubriendo el espíritu de la naranja

Esta antiquísima receta tiene propiedades estimulantes, y con el nombre de “espíritu” se conocían los extractos o esencias de diversas hierbas medicinales, también conocidos como alcoholatos simples. El alcoholato de naranjas se prepara con 450 gramos de corteza fresca de naranjas sin la piel blanca interior y aproximadamente 2,75 litros de alcohol de 31°. Debes dejar macerar durante 48 hs las cáscaras en el alcohol y luego destilar a baño María hasta la completa evaporación del alcohol. Se puede ingerir entre 1,5 y 3 gramos por día.


Jarabe de azahares

No podía estar ausente la flor del naranjo, nuestra apreciada flor de azahar. Con un destilado de flores se puede preparar un jarabe de propiedades antiespasmódicas. La receta consiste en aproximadamente 500 gr. de agua destilada de flor de naranjo y 1 Kg. De azúcar blanco. Se disuelve el azúcar en el agua fría y se filtra mediante filtros de papel. La dosis es de 15 gr. y se puede administrar entre 1 y 4 dosis por día.


Tintura de naranjas

Otro medicamento del tiempo de ¡las abuelas de las abuelas! Antiguamente se llamaba “tintura corroborante de Whit” y tiene propiedades tónicas. Se prepara con: 113 gr. de corteza de naranjas sin la piel blanca interior, 50 gr. de quina (corteza de chinchona ) y 25 gr. de raíz de genciana. Dividir los ingredientes en trozos bien pequeños y dejar macerar 24 hs en 600 gr. de alcohol; luego se filtra y ya está lista para usar. Puede tomarse en gotas, diluída en agua, jugo o infusiones.










No hay comentarios:

Publicar un comentario