6 de diciembre de 2014

Como congelar la piel de los cítricos- consejos

Cuando estamos en plena temporada de cítricos, y especialmente consumimos naranjas y mandarinas, es un buen momento para hacer acopio de su piel para poder utilizarla en nuestras recetas todo el año. Aquí tenéis un nuevo truco de cocina para saber cómo congelar la piel de los cítricos y después utilizarla como si fuera fresca.

La finalidad es disponer de piel de cítricos fresca todo el año, ¿cómo?, pues se trata de congelar la, os explicamos cómo.

La piel de naranja es la que más utilizamos en nuestras recetas, principalmente en recetas de repostería, bizcochos, brioches, cremas pasteleras… pero a nosotros también nos gusta añadirla en platos salados, desde salsas a carnes y pescados a la plancha, nos parece más sutil aromatizarlos con la piel fresca rallada que directamente con su zumo.

Lo que hacemos habitualmente cuando consumimos muchos cítricos y queremos tener reservas de su piel rallada o aprovechar para hacer condimentos aromatizados, es secarla. Una vez que rallamos la piel la dejamos bien extendida en un lugar cálido (cerca de la calefacción o en el horno a muy baja temperatura) para que se seque. Después se conserva como el resto de especias.

Otra opción es congelar la piel, principalmente de naranjas y mandarinas. El truco para disponer, por ejemplo, de piel de naranja fresca y con el máximo aroma y sabor es congelarla entera, no una vez rallada, pues de este modo ya ha perdido parte de sus cualidades.

Ahora que estamos en plena campaña de naranjas y mandarinas y con ellas nos hacemos zumos a diario (o a menudo), es la ocasión de hacer acopio de su piel, tal y como nos quedamos con el ‘casco’ de la naranja una vez exprimido su zumo, se introduce en una bolsa tipo Ziploc (con cierre) y al congelador.


Muy importante es que nos aseguremos de limpiar muy bien la fruta antes de hacer el zumo, a no ser que consumáis naranjas ecológicas certificadas. No os recomendamos consumir la piel rallada de los cítricos que compréis en supermercados o en grandes cadenas de alimentación.






No hay comentarios:

Publicar un comentario